Tarde o temprano, por la mente de todo empresario pasa una idea que poco a poco se convierte en una obsesión: -«No tenemos web» En pleno 2013, pronunciar esa combinación de palabras suena como reconocer abiertamente el fracaso de la aventura empresarial, incluso antes de empezar. Sin página web no somos más que cavernícolas inadaptados con evidente desinterés por ofrecer ningún servicio. O al menos eso es lo que el jefe cree tras pensar en ello durante una semana.

woman-rejecting-man-642x250

-Lo siento, no tienes una web bien posicionada.

-«¡Sin web no somos nadie! ¿Qué vamos a poner en las tarjetas?» Si, una web es necesaria (o por lo menos extremadamente útil) en el 99,9% de los casos. Pero preocuparse excesivamente por estar fuera de la red es una patología muy peligrosa. La preocupación lleva a la obsesión, la obsesión lleva a la ansiedad, la ansiedad a la prisa y la prisa lleva al lado oscuro. Lado oscuro que suele incluír al primo ese que «controla de ordenadores» o el anuncio de la tele que reza «crea tu propia web en 5 minutos». Después pasan cosas que todo el mundo odia, pero que todo el mundo repite una y otra vez. Veamos algunos síntomas del reverso tenebroso del diseño web:

10. Flash.

Es una realidad como la vida misma, el diseñador de web medio adora el Flash. Con el se pueden hacer virguerías; 3D, animación, transiciones con efectos, música, elementos interactivos… es la fábrica de sueños del diseñador. Pero Google no está de acuerdo. El uso de Flash dificulta el posicionamiento web, el SEO y destroza la estructura de la web (que deberían entender los diferentes buscadores). Y por supuesto, el coste de ancho de banda, los tiempos de carga y la necesidad de tener Flash instalado en el navegador.

flash-install

5 minutos de instalación. Años de actualizaciones ignoradas

9. Grandes bloques de texto

Sencillo y escueto siempre es mucho más agradable. Y ya está.

tocho empresarial star wars

«Que empiece ya, que el público se va»

8. Secuestrar el botón «atrás».

Todos navegamos así. No nos gusta que substituyan nuestra querida flechita de toda la vida por otra más bonita dentro de la web. Tampoco queremos navegar exclusivamente con el menú de una web. Pero sobre todo, si queremos dar un paso atrás hacia Google o hacia dónde sea, nos irrita que nos pongan impedimentos. El botón atrás es una parte esencial del flujo de navegación de los usuarios. Al fin y al cabo, volver atrás en el tiempo es un lujo del que no disponemos en la vida. Disfrutémoslo on-line.

Christopher-Lloyd-signed-Doc-Brown-Future-Visor-Glasses3

-Tenemos que volver

7. Páginas de bienvenida.

La mejor bienvenida que se le puede dar a un usuario es con una web con un diseño amigable que tenga contenido desde el segundo cero. Da igual lo bonito que sea el video o la introducción en flash. Una página de bienvenida no aporta contenido alguno, tan sólo impone un click extra al ocupado internauta. Recordemos que la gente que visita la web es una clase de gente muy especial. Es gente que se aburre rápidamente de un site que no le ofrece inmediatamente lo que busca. De hecho, el tiempo medio para retener al usuario oscila entre los 15 y 20 segundos. No hay tiempo que perder.

omitir anuncio

«Venga POR DIOS. Tengo un video de gatitos que ver.»

6. Música en el site

Es una práctica casi extinta (y gracias…), pero eso parece estar provocando un «revival» de webs con música debido a que ahora son «originales». Podríamos hacer un artículo completo sobre las razones por las que poner música en la web es una mala idea, pero nos conformaremos con una lista: -La música es una cuestión de gustos. -El usuario seguramente esté escuchando otra cosa o no desee escuchar nada. -Una música que no suene a organillo ocupará mucho y relentizará la web. -Todo el mundo usa pestañas para navegar, y cazar la pestaña que hace ruido saca el asesino que llevamos dentro. La excepción lógica son las webs de bandas o musicales. Pero para eso está el boton de play que permite al usuario decidir que escuchar y cuando escucharlo.

camela

Pero si la música es un imperativo, al menos que suene calidad.

5. Contraste extremo (o todo lo contrario)

Texto blanco sobre fondo negro, o cualquier combinación de colores complementarios (nos apuntamos un artículo sobre teoría de color) entre texto y fondo, demuestra que el diseñador no tiene cariño alguno por nuestras retinas. Es un ejemplo clásico de estilo por encima de función, que de entrada puede parecer impresionante, pero en grandes bloques de texto cansa la vista rápidamente. Del mismo modo, tampoco se puede superponer texto amarillo limón sobre un fondo amarillo huevo. Los textos poco contrastados son mucho más amigables a los ojos, pero es necesario un mínimo para facilitar la lectura. Recordemos que leemos en la pantalla un 10,7% más lento que en un libro, principalmente por las diferencias de letra y contrastes del medio digital.

phosphene-artistic-depiction

Tienes 1 minuto para encontrar el mapa web antes del ataque epiléptico

4. Scroll horizontal

Venga ya, este lo sabemos todos. Hacer scroll hacia un lado es simplemente «raro». Pero existen razones lógicas por las que una barra hacia el lado es una mala idea. Como que la rueda del ratón que tienes en la mano solo va en una dirección o que la mayoría de los usuarios no navegan en pantalla completa (si la web no es líquida, al verla sin maximizar se producirá una barra horizontal). Es extremadamente irritante que la única razon por la que tengamos que movernos hacia un lado es para ver una pequeña parte de la web que ha quedado fuera por un diseño perezoso.

scrollhoriz

Test web para el síndrome obsesivo compulsivo

5. Tipografía ilegible

Aclaremos una cosa, usar una fuente por defecto tampoco es atractivo. Existen maneras muy seguras de implementar fuentes customizadas en un site de forma funcional. Pero, por supuesto, estas fuentes deben ser legibles. Si un site es de estética medieval no es un requerimiento que todos y cada uno de los textos tengan que estar en letra gótica negrita del siglo 16. La legibilidad es crucial en la buena experiencia del usuario, y la selección de una fuente debe ser coherente con el resto del diseño del site. Sin excesos y con gusto. Y no, la Comic Sans ni es ni nunca ha sido «cool», juvenil o divertida.

comic sans mcdonalds

Rebranding de marca

4. No optimizar para móviles.

2013 ya. Estamos en el futuro del que hablaban un montón de pelis de los 80. Todavía no se ha producido una guerra nuclear, pero si que acertaron con eso de que todos andamos con móviles por la calle. Y que una web funcione en estos aparatejos es importante para que no la cerremos inmediatamente. El 67% de los usuarios reconoce que una buena optimización para dispositivos móviles les incentiva a comprar en el site, y el 52% manifiesta que una web no optimizada para móviles ha provocado que se salten a la competencia. Estas cifras prometen crecer más y más, ya que la migración hacia los dispositivos móviles a la hora de navegar en la web es constante.

adiccion moviles

«BEST-PARTY-EVER»

3. Falta de constancia.

-«¡Y le ponemos un blog!» Si el último post que se ha publicado reza «publicado hace 3 años», el efecto es obvio. Abandono y descuido total. No se debe iniciar un feed de noticias o un blog si no se tiene la intención (o los recursos y personal) de publicar regularmente contenido interesante en ellos. Se aplica la norma de oro, el contenido es lo que atrae y fideliza a los usuarios. Un blog o cualquier publicación periódica (también va por Facebook y Twitter) es un compromiso adquirido con el visitante.

nk50bd90f6

Y nada ocurrió… nunca

2. Tablas, gifs animados, plantillas para botones…

Llamaron de 1994. Dicen que les devuelvan el diseño de la web.

baby dancing

Material para pesadillas desde mediados de los 90

1. Mala estructura de contenidos

El asesino número uno de visitantes fieles. Si no ordenamos convenientemente el contenido de nuestro site (o si lo dividimos excesivamente en cientos de subsecciones) el usuario se sentirá alienado y no comprenderá hacian dónde se tiene que dirigir para averiguar lo que desea saber. El tan manido «mapa web» debe dibujarse en el cerebro del visitante segundos después de echar un vistazo al menú de la web. En este caso, como en muchas cosas de la vida, se cumple eso de «menos es más».

felicidad+lógica+diagrama+flujo

«Keep it simple»

Con todo esto deberíamos tener claro que hacer en caso de necesitar una web nueva para la empresa. O al menos podríamos imprimir esta lista y dársela al primo que controla de ordenadores. Por hacer de internet un lugar más bonito y funcional para todos. Y por cierto, ¿habíamos mencionado que Astrágalo Studio es una empresa de diseño?. Ahí queda la cosa.

1 comentario

  • sarenza octubre 31, 2013 Responder

    Really appreciate you sharing this blog article. Much obliged.

Leave a Reply

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close