Existen más de 90.000 tipografías disponibles en la red, 25.000 familias tipográficas y se reconocen más de 900 estudios que se dedican exclusivamente a creación de tipos. En el año 2003 había “tan sólo” 28.000 tipografías, lo que representa un crecimiento del 71% en diez años. Todas esas tipografías representan más de 455.000 archivos de fuentes que juntos ocuparían aproximádamente 250 GB, y que de media contienen 3,5 estilos diferentes (negrita, cursiva…) pero algunas fuentes llegan a tener más de 100 estilos.

Y después alguien hace un cartel en Comic Sans.

No, pero en serio, un diseñador gráfico puede volverse loco navegando entre fuentes hasta encontrar la que representa hasta el último rincón de su alma y encaja visualmente de una fórma mágica. Normalmente para descubrir poco después que no tiene ni ñ ni tildes, o que la licencia cuesta el sueldo de un mes. En estos momentos de búsqueda espiritual tipográfica, es muy fácil dejarse llevar por el exceso. Especialmente en estos tiempos de abundancia. Bajar un gigantesco pack de fuentes y ponerse a pasar tipos de letra intentando llegar a una epifanía automática al ver la fuente de nuestros sueños no es nunca un buen método. Además se gasta demasiada energía descartando tipografías con globos y payasos.

sobredosis tipografica

Noches de café y dafont.com

Precisamente por eso es muy útil entender nuestro pasado tipográfico y las tipografías básicas que consolidan nuestra herencia actual. Más allá de la morfología de las letras (que si serifa, que si palo seco, que si ojo, que si asta…) conocer los orígenes de las grandes familias y las grandes formas es una forma de entrenar los ojos para reconocer rápidamente que fuente nos interesa. Vamos desde el principio.

 

-2. Capitales romanas

romana

Lorem ipsum antes de que fuese cool.

-¡Eh, pero la tipografía propiamente dicha empieza con la imprenta!

Que si. La tipografía como término sólo se aplica a partir del momento que surgen los tipos móviles, la imprenta y Gutemberg allá por el 1452. Pero los tipos de letra del alfabeto latino (que es el que nos ocupa) tienen sus orígenes formales en tres hitos previos a la invención de la imprenta.

La capital romana es el origen directo de las mayúsculas actuales. Líneas rectas y definidas que acaban en una marcada serifa o remate. Existe un debate contínuo acerca del verdadero origen y utilidad de la serifa. La cosa está entre que las letras se pintaban antes de tallarlas (tallándose también esa inflexión al final del trazo) o que la línea se remataba para hacer la línea más definida en piedra.

Los romanos utilizaban en principio este tipo de letra para inscripciones de la vida cotidiana en varios soportes (huelga decir que los romanos eran conocidos por apuntarlo todo). Pero pronto descubrieron que la lista de la compra en mayúsculas separadas por puntos era de todo menos fácilmente legible. Rápidamente se inventaron la romana cursiva, mucho más amigable con la mano, pero que no dejaba de ser una versión reducida de las capitales.

 

-1. Merovingia y Carolingia

carolingia

Medieval… pero suave

Pero entonces llegaron los monjes medievales y tomaron como hobby personal escribir todo el conocimiento disponible en el mundo. Y sin posibilidad de hacer un copia pega. El laborioso trabajo manual dió como resultado la tipografía merovingia que aportó las ligaduras entre algunas letras, que permitían escribir de un sólo trazo en la mayoría de las ocasiones. Con todo esto, la minúscula merovingia todavía era poco amigable para la lectura. Hizo falta la presión del renacimiento carolingio, Carlomagno, y en general toda la new wave humanista a partir del siglo VIII para cambiar esta tendencia. La minúscula carolingia es una letra con rasgos amplios y redondeados, lo que la hace no sólo agradable al ojo y a la mano, sino también pragmática y rápida a la hora de leer y escribir. Además trajo consigo la creación de la puntuación tal cual la conocemos hoy en día (puntos, comas e interrogaciones incluídas). La minúscula carolingia es la base de cientos de tipografías actuales.

Pese a su uso y adopción masiva en manuscritos durante varios siglos, termino cayendo en desuso en a favor de nuestra siguiente tipografía:

 

0. Letra gótica

copista medieval

-“Os vais a cagar los que no tengais maravedíes para gafas”

Pero los monjes se hicieron valer de nuevo. ¿Una fuente perfectamente legible para el populacho? ¡Por favor! La letra gótica dificulta conscientemente la lectura “codificando” los textos religiosos, leyendas y suponemos que revistas del corazón de la época. Sin embargo, la forma geométrica descompuesta de las letras provocó una estandarización del grosor de los caracteres, que aunque inútil para los pobres monjes y sus plumas, vino muy bien a un tal Gutemberg que andaba experimentando por esa época.

 

1. Ahora si, tipografía gótica

gotica

Como serían entonces los cuadernillos Rubio.

1452. Gutemberg comienza el negocio de los fascículos de verano con una edición impresa de la biblia en tan sólo 42 líneas. El reino de los cielos, ahora de bolsillo. Como era estándard en textos religiosos, utilizó la tipografía gótica como base para los primeros tipos fundidos para su imprenta. Así, la tipografía gótica se instauró fuertemente en el centro de europa hasta el siglo XX. A partir de este momento comienza el pulso tipográfico (que todavía continua) entre tradición y funcionalidad que enfrentará a diseñadores de tipografías en los años venideros.

 

2. Garamond

garamond

Los clásicos nunca mueren.

La tipografía para la tipografía. Claude Garamond, comenzó a diseñar fuentes por encargo de Francisco I (de Francia) en 1540. Alrededor de la mitad de la década de los 40, terminó una tipografía de formas suaves, extremadamente consistente y de lectura fluída; la Garamond. Esta tipografía se basa en un contraste equilibrado entre las partes anchas del trazo y las estrechas. Aún hoy en día es la tipografía mas utilizada en medios impresos, especialmente en pequeños tamaños. Curiosamente, es la tipografía más ecológica debido a que usa muy poca tinta.

 

3. Caslon

caslon

El ampersand de la Caslon ha sido censurado en varios países.

La primera tipografía que experimentó con el contraste entre trazos. Tiene también ascendentes y descendentes muy pequeños y una textura robusta del carácter. Se considera la tipografía “estilo antiguo” standard, y a partir de ella se clasificaron el resto de fuentes con serif. Como por ejemplo la Baskerville, que se considera de transición entre el estilo antiguo y el moderno, establecido unos años después con la Didot. Y hablando del rey de roma…

 

4. Didot

VOGUE_logo

Los franceses tienen que darle una vuelta a la tortilla siempre. La fuente Didot fué la primera en contrastar de forma extrema los trazos anchos y finos de los caracteres y en dibujar el serif recto. Al igual que su contemporánea, la Bodoni, cumplían bien en prensas antiguas pero sufrieron notablemente al pasar a la impresión digital. Las primeras impresoras, de limitada resolución, no eran capaces de imprimir sus trazos finos.

 

5. Futura

futura

Cuando todo lo demas falla. Minimalismo.

Pero entonces llegó la Bauhaus y se enfadó con los serifs. La Futura parte de formas geométricas básicas, eliminando las partes no esenciales para entender la letra. Aunque realmente la fuente Erbar fué la primera sans-serif, la Futura fué la que se llevó el gato al agua. Se convirtió en una revolución en publicidad, revistas y diseño. Años después, la Helvetica le robaría el trono de las sans-serif resonando todavía hoy como una de las favoritas en logotipos, cine y videojuegos debido a su inconfundible estilo.

 

6. Times New Roman

times new roman

Querido word: Deja de intentar que “Calibri 11″ funcione. NO va a funcionar.

Que decir de la tipografía más utilizada del mundo. Pues por ejemplo que la encargó el diario The Times a Stanley Morrison porque básicamente, puso a parir la tipografía del diario en un artículo. Eso provocó un momento digno de patio de escuela de:

-“Pues hazlo tú”.

Y así lo hizo. Es una revisión de diversas fuentes anteriores pero con mejoras de espaciado y economía de espacio. Junto a la Garamond, es una de las fuentes más utilizadas en la imprenta actual, probablemente debido a su inclusión en el sistema Windows por parte de Microsoft. Como curiosidad, un estudio ha demostrado que la Times New Roman es una de las fuentes con las que mas se divierten los lectores al leer el mismo texto.

 

7. Courier

courier

SEC. 1 INT/DÍA: El REDACTOR escribe un artículo sobre tipografía.

Desarrollada por IBM, la Courier se convirtió en la tipografía estándard de las máquinas de escribir. Extremadamente útil para maquetación o documentación técnica por ser uno de los primeros tipos de letra con monoespaciado (con letras de ancho fijo) que permite alinear párrafos de forma precisa. Para los escritores del audiovisual, el estándard de formato de guión utiliza siempre Courier a 12 puntos. También es pero que muy popular con los artistas ASCII para que no se les descoloquen los dibujos.

 

Con todo esto ya están presentadas las reinas del baile. Realmente el resto son ligeras variaciones de las tipografías mencionadas, así como la Arial es la prima aburrida de la Futura o la Courier New es un retoque casi matemático de la Courier. En el detalle está el gusto.

Ahora ya podemos volver a usar Comic Sans pero con la lección aprendida.

 

1 comentario

  • Ana octubre 19, 2013 Responder

    Gracias, me has ayudado mucho para un trabajo… y lo que me he podido reír. No se me va a olvidar lo de los maravedíes.

    ¡Un saludo!

Deja un comentario

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close